Lloyd's Register publica unas Notas de orientación para la inspección con UAS

Un nuevo enfoque orientativo ayuda al sector a implementar de forma segura y eficaz la tecnología de sistemas aéreos no tripulados (UAS) y drones de próxima generación que puede mejorar considerablemente las ganancias de productividad al reducir la exposición a riesgos, el tiempo de estudio y los costes de las inspecciones en servicio de infraestructuras offshore, marítimas y terrestres

La tecnología "Ojos desde el cielo" allana el camino a inspecciones rápidas, seguras y repetibles que generarán beneficios a largo plazo para los operadores marítimos y energéticos que busquen un alto nivel de integridad, cumplimiento y ventajas comerciales.

213-72070_Energy_-_Technology_and_Innovation_-_UAS_-_Inspection_in_flight_close_up_credit_Sky-Futures_-_634x356 (4)
Credit: SkyFutures
 
Hoy se ha presentado la primera fase de las notas orientativas para drones y sistemas aéreos no tripulados (UAS, por sus siglas en inglés) de Lloyd’s Register. Dichas notas proporcionan a los operadores de los sectores marítimos y energéticos la confianza necesaria para utilizar los UAS en inspecciones offshore, marítimas y terrestres, además de para las inspecciones en servicio.
 
"Hemos desarrollado estas notas orientativas para poder ofrecer un enfoque coherente sobre los riesgos que conlleva la implementación de drones y UAS. En ellas, señalamos consideraciones operativas prácticas respecto a las normativas, el personal, la calidad, la seguridad, el hardware, el software y las operaciones", comenta Nial McCollam, director de tecnología en Lloyd's Register. 
 
McCollam también destaca que: "La tecnología y la innovación en los datos digitales, las tecnologías de sensores, los sistemas no tripulados y la robótica han llegado para quedarse. Tenemos por delante un camino interesante de gran importancia y queremos anticipar nuestros esfuerzos para seguir creciendo".
 
Los UAS, conocidos comúnmente como drones, proporcionan una alternativa eficaz a los métodos tradicionales de inspección y evaluación operativa en servicio, sobre todo para aquellas estructuras y recursos que se encuentran a una gran altura, en ubicaciones de difícil acceso o en entornos peligrosos. 
 
Operadores líderes como Shell y Maersk Drilling son pioneros en adoptar esta innovadora tecnología, siendo la seguridad y la calidad la principal prioridad. 
 
"Shell considera imprescindible garantizar la seguridad de las personas y el medio ambiente en todas sus operaciones. El uso de tecnología robótica para las inspecciones reduce la necesidad de tener a personal trabajando en espacios cerrados o de gran altura. Es muy importante para Shell minimizar el riesgo en el sector mediante el uso de tecnologías de última generación", afirma Adri Postema, director general de tecnologías marítimas y de distribución en Shell.
 
Con el fin de desbloquear este potencial, la cooperación entre los socios del sector a lo largo de toda la cadena de valor será determinante. En colaboración con Lloyd’s Register, Maersk Drilling y el resto de socios han llevado a cabo una serie de pruebas piloto para determinar las capacidades de los UAS en las inspecciones de áreas de difícil acceso y a grandes alturas. 
 
Energy - Technology and Innovation - UAS - Launch preparation (credit: Sky-Futures) - 306x172
Credit: SkyFutures
"Es evidente que esta tecnología tiene mucho potencial y ya ha generado muchas ideas para nuevas aplicaciones. Uno de los aspectos en los que queremos centrarnos es en la seguridad de esta nueva tecnología, cómo podemos integrarla con los procesos de seguridad existentes y tener la certeza de que la utilizamos para mejorar la seguridad, así como para limitar la aparición de nuevos riesgos. Tan solo hace falta uno o dos informes de accidentes o cuasi accidentes para establecer un mal precedente en el sector de la robótica y los sistemas no tripulados. Es por ello que las notas orientativas ayudarán a los responsables del sector a tener en cuenta consideraciones importantes", apunta Jan Holm, director de Maersk Drilling en Singapur.  
 
Las guías orientativas de Lloyd's Register se actualizarán con frecuencia para poder ofrecer al sector la información práctica más reciente sobre cuestiones como cuál es la mejor forma de utilizar los UAS para la inspección de espacios cerrados, algo de especial importancia para las aplicaciones marítimas y energéticas donde se requieren estudios de clase, así como para mejorar la seguridad de las personas. 
 
"La tecnología de los UAS comerciales de tamaño reducido se remonta al avión teledirigido, que requería una gran destreza para manejarlo. Sin embargo, los rápidos avances en el hardware y el software, como la estabilización aérea, las herramientas de planificación antes del vuelo y la tecnología de detección y evitación de obstáculos han transformado estas pequeñas aeronaves en herramientas empresariales viables que son el equivalente de tener en el cielo ojos con una visión en alta definición", afirma Chris Chung, responsable de investigaciones estratégicas en Lloyd's Register. 
 
Los UAS se pilotan de forma remota o autónoma, lo que reduce la necesidad de enviar personal a entornos de alto riesgo o de gran dificultad.  Además, ofrece una oportunidad real de disminuir el número de caídas y muertes que suelen producirse como consecuencia de trabajar a grandes alturas, según datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, la Comisión de Salud y Seguridad de Reino Unido y la agencia de seguridad laboral de Australia.
 

Cómo aprovechar más potencial

En marzo de 2016, la fundación de Lloyd’s Register reunió a un comité internacional de académicos y expertos del sector en un taller de dos días sobre robots y sistemas autónomos (RAS, por sus siglas en inglés) para que determinaran el estado actual en el que se encuentra esta ciencia e identificaran áreas de interés a las que la fundación podía realizar aportaciones significativas de acuerdo con sus objetivos benéficos. El reportaje se publicará más adelante este año como parte de la serie de reportajes Foresight de la fundación, que además tiene pensado realizar una inversión considerable en RAS que le permita cumplir con los resultados del reportaje.
 
"Llevamos años evaluando sistemas no tripulados y de robótica, no solo por la tecnología que emplean sino también por los códigos de diseño, políticas y directrices sobre implementaciones seguras y sostenibles. Creemos que los UAS forman parte de la historia de la robótica y los sistemas no tripulados, que también incluirían a los sistemas submarinos y terrestres", señala Chung. 
 
"Además de las aplicaciones probadas, como la inspección segura de instalaciones de combustión y otras infraestructuras críticas en exteriores, estamos colaborando con otros miembros del sector para que sea posible inspeccionar el fondo de las estructuras marinas flotantes offshore, como los tanques de almacenamiento", continúa Chung. "Con cada vez más prestaciones, creemos que en un futuro los UAS tendrán la capacidad de seguir una ruta de vuelo predefinida de forma autónoma, lo que proporcionará una mayor precisión en las medidas y permitirá recopilar datos y defectos operativos más relevantes al poder inspeccionar y obtener datos en tiempo real. 
 
Finalmente, los UAS también desempeñan un papel muy importante en la respuesta ante emergencias y la mejora de la conciencia situacional. 
 
"Uno de los retos que presenta cualquier situación de emergencia es la falta de información precisa y oportuna para tomar decisiones bien fundadas. En estos casos, los UAS pueden utilizarse para recopilar datos sin poner en riesgo al personal o, al menos, limitar su exposición a los riesgos", expone Chung.
 
Para obtener más información sobre nuestro trabajo con los UAS, visite http://info.lr.org/unmanned-aircraft-systems (en inglés).